Tratamiento Comunitario

El Tratamiento con Base Comunitaria (TBC) es entendido como un conjunto de procesos en el cual se articulan actores, conceptos, acciones, instrumentos, prácticas y recursos organizados cuyo objetivo es promover el mejoramiento de las condiciones de vida de las personas, los grupos, las redes y las comunidades vinculadas al proceso de exclusión social grave.

El trabajo se desarrolla dentro de la comunidad donde vive la persona, y no retirándola del ambiente en el cual se desempeña, promoviendo acciones que mejoren su ambiente, modificando con diferentes grados de intensidad las redes de relaciones (subjetivas, primarias, etc.) de esta persona/grupos/familia con los demás miembros, grupos, redes de la comunidad. El tratamiento Comunitario se desarrolla en conjunto con la propia comunidad, junto con ella y por medio de ella. Se evidencia así la importancia de la participación y de potenciar los recursos de las personas y comunidades en estado de exclusión social grave.

Por exclusión social grave nos referimos a contextos de extrema pobreza, bajo nivel escolar, sin ocupación o trabajo y con formas precarias de auto-sustentamiento (trabajo ocasional, mal pagado, al margen de la legalidad), dependencia de drogas, exposición a violencia grave física y psicológica, vida en la calle y de calle, explotación sexual, enfermedades transmitidas por vía sexual, VIH-Sida, desplazamientos y migraciones forzadas, imposibilidad de acceso a los servicios básicos de salud, educación, seguridad y protección social.

Una intervención en el marco del TBC, busca, dentro de una comunidad local, desarrollar una estrategia orientada a los siguientes objetivos que son sinérgicos y se encuentran articulados:

a)Disminuir las situaciones de sufrimiento social.

b)Promover la seguridad y la salud de todas las personas.

c) Contrarrestar los procesos de exclusión de la participación de la vida social.

d) Aumentar la complejidad efectiva de los sistemas sociales.