Centro de Tratamiento

Desde nuestro Centro de Tratamiento Ambulatorio para personas con consumos problemáticos de sustancias psicoactivas, especializado en patología dual, se pone el acento en los aspectos individuales, familiares, sociales, históricos y económicos de cada usuario del programa de tratamiento, lo que permite abordarlo desde su complejidad, con un enfoque interdisciplinario en el que intervienen médicos, psiquiatras, psicólogos, y trabajadores sociales, entre otros especialistas. Es requisito de este enfoque acompañar al usuario en la búsqueda de un lugar propio en la comunidad ya sea desde el estudio, el trabajo o la participación comunitaria.

Se busca que el usuario del programa adopte un rol activo en la dinámica del tratamiento. Se trabaja profundamente con su contexto vital con un enfoque preventivo que atraviesa todo el proceso. Partiendo de la elaboración del concepto de responsabilidad subjetiva, se trabaja sobre el cambio de la dinámica personal y familiar y se promueve que el usuario construya su propio proyecto de vida mediante el desarrollo de habilidades y fortalezas durante el transcurso de todo el tratamiento.

FUNDACIÓN CONVIVIR ha organizado un sistema prestacional para la asistencia de la salud mental y las adicciones incluyendo una variedad de prestaciones psicoterapéuticas que propone como objetivo prioritario la resolución satisfactoria del conflicto que origina la demanda en el menor tiempo posible.

La complejidad de los procesos que intervienen en los trastornos mentales exige tratarlos como fenómenos integrales que involucran tanto al individuo afectado, como a su familia y grupo de pertenencia.

Dispositivo de Tratamiento

El dispositivo contempla los siguientes espacios terapéuticos:

  • Terapia grupal tres veces por semana; coordinado por dos profesionales del equipo técnico (Psicólogo/a Psiquiatra).
  • Terapia individual una vez por semana a cargo de un Psicólogo/a.
  • Evaluación y control Psiquiátrico semanal (El Centro de Tratamiento Ambulatorio cuenta con tres Psiquiatras).
  • Grupo de Orientación Familiar una vez por semana a cargo de un Psicólogo/a.
  • Diversos talleres de actividades elegidos por consenso entre los usuarios del programa; podemos mencionar a modo de ejemplo: taller de cocina y pastelería; taller de cine, taller de juegos de mesa, apoyo escolar, entre otros. Los espacios de Taller son coordinados también por un profesional del Equipo Técnico.

El Equipo Técnico -íntegramente conformado por profesionales especializados del campo de la salud- trabaja en articulación con diversos efectores públicos y privados de la comunidad para acompañar, según los casos, el sostenimiento de la escolaridad o en su defecto la reescolarización. Así como también la reinserción laboral o el restablecimiento de cualquier derecho civil vulnerado.

Marco teórico

El marco teórico que utiliza el equipo de tratamiento es el psicoanálisis al que se le suma la articulación con el conocimiento científico aportado por las Neurociencias. De este modo, según nuestro punto de vista, las adicciones ponen de manifiesto un entramado dinámico de determinantes biológicos, psíquicos y sociales que se inscriben dejando marcas profundas en el psiquismo y en el organismo. Si bien la droga tiene efectos universales (estadísticamente frecuentes) y provoca síntomas similares (abstinencia, tolerancia, efectos de intoxicación), la experiencia clínica muestra que cada persona que padece una adicción, presenta aspectos singulares en su relación con la sustancia.

El consumo de sustancias psicoactivas afecta el funcionamiento cerebral y genera cambios psicofisiológicos que determinan una apetencia imperiosa y una conducta de dependencia por la sustancia. Por su capacidad de arrasar la subjetividad, las adicciones requieren de un tratamiento especializado con intervenciones interdisciplinarias. Y se deben abordar tanto las cuestiones más generalizables de la enfermedad (aspecto biológico) como las singulares (cómo se presenta la adicción en cada subjetividad). Asimismo, no puede soslayarse la implicancia social que atraviesa esta patología.

De este modo se trabaja desde una perspectiva de derechos humanos que contempla abordar con cada usuario del programa la responsabilidad subjetiva que le compete respecto de qué relación al consumo elige tener, ya sea, el cese del consumo, su disminución, o acompañar un proceso asistencia de reducción de riesgo y daños. La construcción de la decisión respecto de la relación al consumo que logré elaborar cada usuario es un proceso singular.

En tanto la OMS reconoce a las adicciones como una enfermedad crónica no transmisible (ECNT), se vuelve necesario tener en cuenta las multideterminaciones implicadas en el malestar de cada persona y la relación ambivalente con el consumo. Contemplar las múltiples razones de la satisfacción allí implicada, resulta necesario para un tratamiento del malestar que posibilite el despliegue, vía la palabra hablada, del lugar singular que ocupa la adicción en la historia de cada sujeto.

Detener un consumo problemático es decisión de cada persona y no debería plantearse desde una exterioridad. De esta forma, dirigimos el tratamiento amparados en un encuadre ético que respete la singularidad y apele a la implicancia subjetiva sobre el malestar.

La experiencia clínica da sobradas cuentas de la necesariedad de contemplar la dinámica enlazada al consumo y la responsabilidad subjetiva allí implicada. En este punto, sostenemos que una adecuada percepción de los males causados por el consumo de sustancias no redunda de manera directa en la modificación de dichas conductas. En otras palabras, una percepción más “real” por parte de los usuarios respecto de la calidad de vida general y los perjuicios que el consumo origina, no se traduce necesariamente en avances terapéuticos.

La satisfacción inmediata pero absolutamente inútil que provoca el consumo de sustancias psicoactivas plantea una pelea desigual con el hecho de sostener una actividad, ya sea laboral o escolar, debido a la dificultad que supone el esfuerzo de trabajo y el sostenimiento en el tiempo. De este modo, las personas con consumos problemáticos tienen mayores riesgos de quedar por fuera de los factores de protección que suponen el trabajo y la escolaridad en tanto construcción social compartida.

Detener el consumo implica una renuncia que únicamente tendrá valor si se constituye como decisión de sujeto y no necesariamente es un punto de partida y quizá tampoco un punto de llegada. Es la construcción de un “No” que surge por añadidura a un trabajo de elaboración psíquica en el que se trata de ubicar las múltiples determinaciones que llevaron a instalar en un sujeto la vulnerabilidad de un consumo problemático. Pero a la vez, cuando el consumo está instalado sin interrupción, el sujeto pierde su libertad por estar ausente de sí mismo y la vía elaborativa se encuentra imposibilitada. Por eso elaboración psíquica y cese de consumo suponen un movimiento, una torsión que es siempre dinámica.

En este sentido, las modalidades de intervención en el plano discursivo se encuentran orientadas a favorecer que el sujeto se implique en su relación al consumo problemático, responsabilizándose de los efectos y consecuencias de sus acciones. Para que de este modo pueda decidir y/o construir la decisión de la relación al consumo de sustancias que quiera tener en pos de mejorar su calidad de vida.

Duración del tratamiento

El tiempo del tratamiento es individual. Depende del estado del paciente en el momento de su admisión, de su recorrido, de sus posibilidades particulares, así como del entorno familiar, en el desarrollo del mismo.

Control Psiquiátrico

Se realiza una entrevista diagnóstica en la admisión y se hace un seguimiento regular de los pacientes, especialmente de los que requieren medicación o con comorbilidad psiquiátrica.

Psicoterapia individual

Cada paciente tiene una sesión individual semanal de psicoterapia y/o sesiones vinculares en caso de ser considerado necesario.

Grupos Terapéuticos y Talleres coordinados por terapeutas.

 La experiencia de taller modifica el rol del paciente de participante en protagonista responsable de sus procesos y estimula el desarrollo del pensamiento crítico y reflexivo, imprescindible para la toma de decisiones encaminadas a una conducta saludable física e integral. Es una concepción dinámica, solidaria y facilitadora de cambios subjetivos.

Todas las actividades de taller intentan recomponer el sistema anímico y cerebral de los pacientes para que puedan volver a satisfacerse con las actividades cotidianas depreciadas frente al impactante estímulo que provocan las sustancias psicoactivas. Se hace visible entonces la necesidad de implementar talleres que atiendan los distintos aspectos de la persona -artísticos, laborales, educativos- y que le brinden las herramientas necesarias para incluirse de forma adecuada en la sociedad que les toca vivir.

  • Grupos terapéuticos
  • Taller de ping pong
  • Taller de futbol
  • Taller de metegol
  • Taller de panadería
  • Talleres de recreación (juegos de mesa y play station)
  • Grupos de Orientación para padres – familiares

El trabajo con la familia se realiza simultáneamente con el trabajo de taller y con tratamientos individuales y vinculares. Incidir en la dinámica familiar es el único modo para que un tratamiento ambulatorio pueda ser efectivo y para lograr una verdadera integración de las relaciones familiares y sociales. Se ofrece una sesión grupal una vez por semana.

  • Internación: Consultar
  • Convenio con Clínica Las Heras
  • Clínicas prestadoras de prepagas y obras sociales
  • Somos Prestadores de:
  • OSDE
  • MEDICUS
  • SWISS MEDICAL
  • CEMIC
  • HOSPITAL BRITANICO
  • Obra Social del PODER JUDICIAL DE LA NACION
  • Obra Social del Gremio Gastronómico (OSUTHGRA)
  • DOSUBA – Obra Social UBA
  • DAS – Obra Social del Congreso
  • OSFE – Obra Social Ferroviarios
  • Obra Social SANIDAD
  • DGPSA -Dirección de Políticas Sociales en Adicciones del GCABA
  • SEDRONAR (momentáneamente suspendido)
  • Consultar otras opciones

Equipo Técnico

Director Médico
Dr. Juan Carlos Gorlero
Magister en Psiconeurofarmacología. Fundación Favaloro

Director Operativo
Lic. Nicolás Poliansky
“Development and Training of Curricula to Address Child Substance Use Disorder in South America”. The Colombo Plan Drug Advisory Programme (DAP) U.S. Department of State

Equipo de profesionales

  • Dra. Luciana Buffa.
  • Dr. Guido Arinci.
  • Lic. Carolina Gorlero.
  • Lic. Inés Varela.
  • Lic. Claudia Dovano.
  • Lic. Agustina Terminiello.
  • Lic. Ela Tubert.
  • Lic. Natalia Müller.
  • Lic. Francisco Ruiz Ferrero.
  • Lic. Ignacio Falasca.
  • Lic. Damián Gemini